Recorre a pie y nadando los tramos más abruptos y majestuosos de la costa, cuevas costeras sólo accesibles por mar, bucear en aguas llenas de vida marina, y pequeños saltos al agua cristalina; todo en una sola actividad.