Explorar las grutas y conductos de cuevas, en las que incluso puede haber ríos subterráneos, que permitirá descubrir algunos de los secretos que esconde el interior de la Tierra. El mejor lugar para experimentar el silencio, la oscuridad y cómo el tiempo avanza más despacio.