Sentir la altura y el vacío escalando por una pared de roca, cuya escalada se ha facilitado instalando diversas ayudas metálicas ancladas en la roca, como peldaños, presas, cadenas, pasamanos, puentes colgantes y tirolinas. Una experiencia de libertad y deleite para los sentidos a la altura de los más intrépidos.