Superar diferentes obstáculos instalados a diferentes alturas, entre árboles y/o postes artificiales, estando conectados en todo momento a un cable de acero o cuerda que impide la caída al suelo. Tirolinas, rapel, trepadas, puentes de troncos, equilibrio, destreza, concentración, y diversión asegurada para que los/as niños/as se sientan grandes y los grandes disfruten como niños.