Adentrarse a pie en los paisajes más espectaculares de la montaña mediterránea, descubriendo de la mano de un guía, las historias que hay detrás de las plantas, las huellas de animales, los restos arquitectónicos y las costumbres y formas de vida de los humanos que las habitan. La duración de estas actividades no suele exceder de un día, si bien se pueden realizar recorridos de varios días pernoctando en alojamientos cercanos a la ruta.